Entrada, Testimonio

Marta Páramo: “La vida no vale por ser perfecta o imperfecta, sino por ser vida”

Marta Páramo, de 21 años, inicia preguntándose en el escenario: “¿Por qué estoy aquí? ¿qué voy a contarle de mi a la gente?”. Y en toda su ponencia demuestra que tiene una historia de valentía llena de fuerza e inspiración a todas las personas asistentes.

Marta cuenta que, aunque cuando se enteró de su embarazo tenía 16 años, y que tenía mucho miedo e incluso pensaba que nadie entendía por lo que estaba pasando, siempre recibió mucho apoyo. Su familia, su novio, sus amistades, la gente de su colegio y la gente en la Iglesia, estuvieron dispuestos a ayudarle. “Lo que me ha dado la vida es gente alucinante”- dice Marta- “veo otras chicas, y me doy cuenta de que todas las mujeres que nos quedamos embarazadas en una situación inesperada estamos muertas de miedo, pero que necesitamos personas que nos digan que están ahí para lo que necesitemos”.

Congreso Andevi 2017-3337

Marta reconoce que, ante esta situación, algunas personas recomendarán el aborto. Comenta que se ha encontrado con muchas chicas que no pueden apoyarse de nadie, en una situación de miedo, y que entran a las puertas de los abortorios completamente solas. “Ante ese drama, lo que se te propone es el aborto, cuando estoy segura de que no es la mejor opción. ¿De verdad piensan que el aborto es un derecho? Te están sometiendo a tus miedos. En lugar de decir, ten a tu hijo que es un tesoro”.

Marta cuenta que el día que nació su hija Lucía es el mejor día de su vida. Al sentir el cuerpo de su hija junto al suyo, sintió la necesidad que tiene de Lucía, y Lucía de ella. Y es que al ver atrás, Marta no se arrepiente nada de ser madre. Aunque la situación de su maternidad y del nacimiento de su hija no es lo que la gente considera “perfecta”, Marta asegura que “la vida no vale por ser perfecta o imperfecta, sino por ser vida. Lo que yo puedo hacer es estar ahí para Lucía y ser su madre”.

“Te dicen que el futuro se arruina al ser madre, pero tu mundo se enriquece. Es verdad que puedes llegar a la puerta de un abortorio desesperada, pero ¿qué necesitas? Cualquier situación puede cambiar. Lo que no puede cambiar es que te deshagas de tu hijo” concluye Marta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s