Entrada, Testimonio

Pablo Pineda: “Las personas con Síndrome de Down tenemos derecho a vivir”

Pablo Pineda tiene Síndrome de Down y es el  primer europeo que llegó a la universidad hace veinte años. Si le dices que es un fuera de serie, te responde: “¡Mis padres sí que han sido unos auténticos fuera de serie!”.

Con estas palabras emociona al público del XXI Congreso Nacional Provida que se está celebrando este fin de semana en Pamplona. Pablo, malagueño, tiene ahora 43 años y trabaja en la Fundación Adecco, además de dar conferencias, escribir y hacer sus pinitos como actor,  galardonado con la Concha de Plata al mejor actor en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián de 2009 en “Yo también”.

Congreso Andevi 2017-18

Defiende la vida con su propio testimonio vital: “Cualquier hijo, independientemente de lo que tenga, tiene derecho a vivir. Eso de tener hijos a la carta es antinatural. Un hijo es un hijo, nada más ni nada menos. Qué más da cómo sea”. Por eso, anima a todas las madres, en sus respectivas circunstancias, que piensen en todas las experiencias que puede vivir con su hijo.

Además de hacer referencia a sus padres, Pablo destaca el papel del colegio en la educación, donde podemos aprender a comprender a los demás como son y quitarnos prejuicios: “Siempre he sido una persona con mucha autoestima. Cuando los que te quieren te dicen muchas veces, en ocasiones sólo con la forma de mirar: Tú puedes, eso te hace seguir hacia adelante. Ahora, ya con su independencia y su vida profesional, Pablo define esa sensación de autoestima como el subidón de saber que puedes aportar a la sociedad.

Cierra su ponencia recalcando que las personas con Síndroime de Down tienen derecho a existir, a vivir y además a vivir con  dignidad. Las claves: Dignidad, derecho y respeto.

Anuncios
Entrada, Testimonio

¿Qué sucede cuando nuestro hijo no es como esperamos?

Para Ana Artázcoz vivir la enfermedad no ha sido fácil, pero sabe que con alegría todo se hace más llevadero y que sus padres siempre la aceptaron . “Todos podemos convertir nuestra limitación en una capacidad de crecimiento”, afirmó durante el XXI Congreso Nacional Provida. Para Ana seguir luchando es una de las maneras que le llevan a superarse y esta capacidad de superación es lo que le ha hecho desarrollar su carrera profesional. Es Licenciada en Psicopedagogía y Especializada en Logoterapia e Intervención Psico-Social. Desde hace cuatro años es Orientadora del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra.

Siempre supo que debía trasmitir su alegría y entusiasmo por vivir a los demás, concretamente a los más pequeños. Hace cuatro años fundó MERECE LA PENA, una iniciativa educativa que esta profesional desarrolla en los centros escolares de la Comunidad Foral enseñando a niños y jóvenes cómo afrontar la enfermedad, el dolor o los problemas del día a día.

Congreso Andevi 2017-3365

Con este espíritu de superación  trasmite la importancia de la resiliencia, un concepto que fue introducido por un psiquiatra en el ámbito psicológico hacia los años 70, directamente inspirado en el concepto de la física. La resiliencia se define como la energía que puede ser recuperada de un cuerpo deformado cuando cesa el esfuerzo que causa la deformación. “Todos tenemos capacidad de resilencia, cuando una presión se somete a una fuerza”, afirmó Ana Artázcoz.

A través del proyecto MERECE LA PENA  ha sido posible trasmitir esta capacidad para afrontar las situaciones duras, tanto por una enfermedad como por una situación complicada. Promover la aceptación y fomentar el optimismo en las situaciones de vulnerabilidad es un gran reto, tanto para las personas con discapacidad como por aquellas que no lo son.

Para Ana lo más importante es prestar apoyo a las personas que lo necesitan, la capacidad de resiliencia puede ayudar a construir una sociedad más inclusiva con aquellos que tienen algún impedimento.

Entrada, Testimonio

Marta Páramo: “La vida no vale por ser perfecta o imperfecta, sino por ser vida”

Marta Páramo, de 21 años, inicia preguntándose en el escenario: “¿Por qué estoy aquí? ¿qué voy a contarle de mi a la gente?”. Y en toda su ponencia demuestra que tiene una historia de valentía llena de fuerza e inspiración a todas las personas asistentes.

Marta cuenta que, aunque cuando se enteró de su embarazo tenía 16 años, y que tenía mucho miedo e incluso pensaba que nadie entendía por lo que estaba pasando, siempre recibió mucho apoyo. Su familia, su novio, sus amistades, la gente de su colegio y la gente en la Iglesia, estuvieron dispuestos a ayudarle. “Lo que me ha dado la vida es gente alucinante”- dice Marta- “veo otras chicas, y me doy cuenta de que todas las mujeres que nos quedamos embarazadas en una situación inesperada estamos muertas de miedo, pero que necesitamos personas que nos digan que están ahí para lo que necesitemos”.

Congreso Andevi 2017-3337

Marta reconoce que, ante esta situación, algunas personas recomendarán el aborto. Comenta que se ha encontrado con muchas chicas que no pueden apoyarse de nadie, en una situación de miedo, y que entran a las puertas de los abortorios completamente solas. “Ante ese drama, lo que se te propone es el aborto, cuando estoy segura de que no es la mejor opción. ¿De verdad piensan que el aborto es un derecho? Te están sometiendo a tus miedos. En lugar de decir, ten a tu hijo que es un tesoro”.

Marta cuenta que el día que nació su hija Lucía es el mejor día de su vida. Al sentir el cuerpo de su hija junto al suyo, sintió la necesidad que tiene de Lucía, y Lucía de ella. Y es que al ver atrás, Marta no se arrepiente nada de ser madre. Aunque la situación de su maternidad y del nacimiento de su hija no es lo que la gente considera “perfecta”, Marta asegura que “la vida no vale por ser perfecta o imperfecta, sino por ser vida. Lo que yo puedo hacer es estar ahí para Lucía y ser su madre”.

“Te dicen que el futuro se arruina al ser madre, pero tu mundo se enriquece. Es verdad que puedes llegar a la puerta de un abortorio desesperada, pero ¿qué necesitas? Cualquier situación puede cambiar. Lo que no puede cambiar es que te deshagas de tu hijo” concluye Marta.

Congreso, Entrada, Testimonio

Isabel Cuesta, “Una madre molona”: “La vida no acaba cuando te quedas embarazada, la vida empieza”

Isabel Cuesta Martín es una madrileña conocida en redes sociales por su blog “Una madre molona” donde da consejos a otras madres para superar obstáculos del día a día. Isabel se quedó embarazada con 27 años y desde ese momento todo fueron miedos, sin embargo desde que nació su hija Claudia su vida adquirió un sentido nuevo y su mundo cambió por completo. Actualmente Isabel ya es madre de dos hijos y con la ayuda de su marido Daniel se ha convertido en una madre que es ejemplo de muchas. En su cuenta de Instagram cuenta ya con más de 20.000 seguidores donde comparte su día a día aportando una visión de la maternidad muy realista.

Según Isabel, el secreto del éxito de sus redes sociales no ha sido vender algo ideal, sino la pura realidad. La característica que mejor define a Isabel y a su forma de contar su rutina con sus hijos es un relato natural de la maternidad donde lo positivo y lo duro van de la mano, y donde el “sacrificio” que supone ser madre se convierte rápidamente en un amor incondicional. La fuerza de Isabel pronto se convertiría en la fuerza de inspiración de muchas otras madres y muy pronto el blog se viralizó.

Durante su ponencia en el Congreso Nacional Provida celebrado en el Museo de la Universidad de Navarra Isabel dio un valioso testimonio donde defendió que las cosas de la vida que conllevan sacrificio “son las que merecen la pena”. A la pregunta “¿Tener hijos te quita calidad de vida?” Isabel respondió que “la calidad de vida son mis hijos, la vida no acaba cuando te quedas embarazada, la vida empieza”. Cuando Isabel se refirió al momento del nacimiento de su primera hija explicó que todos sus miedos desaparecieron, “tener a Claudia encima fue una sensación arrolladora. Se me pasaron todos los achaques del embarazo”, aseguró. Uno de los post del blog de Isabel que más influencia ha tenido es el titulado “No seas madre” a propósito de un libro reciente de una conocida periodista española. En este post, Isabel habla de esa sensación de “madre arrepentida”, según la bloggera la maternidad, la suya, porque es mejor no generalizar, le aportó una realidad “completamente nueva” que le hizo “mejor persona”. Isabel explicó durante su ponencia que aunque “la maternidad no esté de moda” ella no querría estar viviendo otra cosa.

Para finalizar su ponencia, Isabel aportó 5 interesantes tips para ser “una madre molona”.

  1. No te culpes por no llegar a todo
  2. Sordera selectiva: críticas y bombardeo de opiniones. ¡Quédate con lo que te funcione!
  3. No vivas de cara a la galería, intentando aparentar. Siempre habrá días buenos y días malos.
  4. No te compares con los demás. Cada niño tiene un ritmo y cada madre también.
  5. No dejarse, ni a uno mismo, ni a la pareja.

image1

Entrada, Testimonio

Mensaje para el 21-M, Día Mundial del Síndrome de Down

Miriam_Cada Vida Importa BN-2

Cada vez que pienso en las personas con Síndrome de Down me vienen a la cabeza las barreras que más nos limitan, que no son otras que los prejuicios con los que  nos miran las demás personas. Hay que romper con esa tendencia de mirar siempre las limitaciones. Hay que romper barreras.

Todos podemos contribuir a construir un mundo mejor. Por eso con motivo del Día Mundial del Síndrome de Down quiero lanzar un mensaje a la sociedad: aprendamos a mirar de forma positiva desde que nacen, fijándonos en sus potencialidades, en el cariño  que dan, en sus habilidades, que desarrollarán como seres humanos a lo largo de la vida…  Si les damos amor, ellos darán amor.

No les pongamos un techo a los niños con Síndrome de Down antes de nacer, decidiendo por ellos. ¿Dónde estaría entonces la diversidad y la riqueza del ser humano si todos fuéramos iguales?

Miriam Vicente es titulada en Magisterio en Educación Infantil. Colabora en la revista Down 21, en la asociación D-Espacio y gestiona la página de Facebook “Testimonios de vida y esperanza”, con casi 4.000 seguidores. Además, es voluntaria en ANDEVI (Asociación Navarra en Defensa de la Vida) que este fin de semana organiza el Congreso Nacional Provida, en el que intervendrá Pablo Pineda con su testimonio de “vida de éxito con discapacidad”.

Testimonio

Aceptar el regalo de la vida

A los 16 años, Marta Páramo cursaba Primero de Bachillerato y al igual que muchos jóvenes de su edad se preguntaba sobre su futuro. Ahora, con 21 años mira los ojos de su hija Lucía y comprueba cómo ha cambiado su vida desde que ella ha ocupado su  corazón.

Cuando la joven madrileña Marta Páramo se enteró de que estaba embarazada no pudo evitar sentir angustia. A pesar del temor que le generó esta nueva situación tuvo claro que quería asumir las consecuencias. Este impulso de valentía le llevó a descubrir el que ahora es su mayor tesoro, su hija Lucía.

La maternidad muchas veces se percibe como un obstáculo hacia la vida profesional. Existe una opinión generalizada que expone la imposibilidad de compaginar el proyecto personal con un plan de vida familiar. No obstante, Marta Páramo no ha renunciado a sus sueños, y sus planes no se han visto modificados por el hecho de ser madre. Actualmente compagina sus estudios de Filosofía con el cuidado de su pequeña.

El apoyo de su familia desde el primer momento impulsó a esta joven a defender la nueva vida que llevaba dentro. Para ella la maternidad ha sido un gran regalo que le ha permitido conocer otras facetas de sí misma y también le ha aportado nuevos valores. Desde que su familia supo que estaba embarazada no dudó en apoyarla y de una situación que en un principio le llenó de miedo supo ver las posibilidades para sacar fuerzas y luchar por ese nuevo futuro que le esperaba.

Esta joven ha descubierto en su experiencia que no hay obstáculos que le impidan salir adelante y tener una vida plena. Marta Páramo tiene la certeza de que ha hecho lo correcto cada vez que mira los ojos sinceros de Lucía. Muchas jóvenes sienten miedo ante un embarazo y una opción rápida puede ser la huir de lo que se considera un “problema” cuando en realidad es una oportunidad y una alegría. Esto es lo que Marta Páramo busca trasmitir el próximo 24 de marzo en el Congreso Nacional Provida.

Para ella es importante trasmitir su testimonio a aquellas jóvenes, que pueden tener miedo, pero que necesitan sentirse apoyadas a dar el paso de aceptar la maternidad y a vivirlo desde otras perspectiva.