Entrada, Ponencia

“Aborto terapéutico”: ¿Qué pasa cuando la mujer embarazada está enferma?

El XXI Congreso Nacional Provida, continúa con una ponencia por el Dr. Guillermo López, especialista en Ginecología y Obstetricia de la Facultad de Medicina, Universidad de Navarra.  El Dr. López comenzó su carrera en 1964 en el Hospital Virgen del Camino. Es académico de número de la Academia Médico Quirúrgica Española y presidente de la Sociedad Navarra de Ginecología. Fue profesor de la Facultad de Medicina y director del departamento de Ginecología y Obstetricia de la Clínica de la Universidad de Navarra durante 22 años. Asimismo, es autor de 9 libros y de más de 200 artículos.

Congreso Andevi 2017-7

En su ponencia, el Dr. López expone una serie de situaciones clínicas que ha atendido en la práctica, de las que concluye que hoy no existen argumentos científicos que sostengan que el aborto terapéutico sea la alternativa que se deba recomendar.

Desde la década de los 70s, se presentaron avances médicos para la protección de la salud de la mujer, que permitían llevar adelante los embarazos. En la actualidad, se justifica el aborto haciendo referencia a enfermedades de la madre y malformaciones genéticas. Ante esto, el Dr. López comenta que una mujer embarazada está expuesta a padecer enfermedades, como cualquier otra persona; asimismo, algunas mujeres que previamente han tenido una patología, pueden quedar embarazadas. Por esto, el Dr. López hace un recorrido por una serie de enfermedades que la madre podría padecer durante el embarazo, presentando a la vez, alternativas de tratamiento que dan oportunidad de vida tanto a la madre como al feto.

El Dr. López explica detenidamente algunos casos de cáncer durante el embarazo. ¿Se puede justificar el aborto en este caso? Los defensores del aborto dirán que una mujer con cáncer no se podría tratar. El Doctor reconoce que son experiencias difíciles y que se asumen riesgos; sin embargo, él y un grupo de expertos han atendido muchos casos con éxito, y han escrito un sobre cómo debe manejarse el cáncer cuando hay embarazos.

El Dr. López cita a Don Gonzalo Herranz, en relación a dos visiones de la bioética: utilitarista e hipocrático-cristiana. Actualmente, dice, prima la ética utilitarista que propone una adaptación a las circunstancias sociales, técnicas o políticas, sin referencias éticas. Es así como cada uno vive la ética según le parece, encontrando casos en los que se discrimina a médicos que se niegan a realizar abortos. El Dr. López aclara que, aunque algunos médicos pueden negarse a realizar abortos, todos deben atender a pacientes que sufran complicaciones post-aborto.

El Dr. López concluye la ponencia con el testimonio de Beatriz, una mujer que vivió un cáncer durante su embarazo, pero que los médicos le dieron la opción de cuidar ambas vidas: la de su hijo y la suya. “Para mí fue muy importante que me dieran la opción de luchar por las dos cosas: no iba a renunciar al niño y no me iba a dejar morir” -dice Beatriz- “cuando nace el niño, sigue siendo el motor de tu lucha. Al final siempre el motor es él”.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Entrada, Ponencia

El primer viaje de tu vida: De la fecundación a la implantación

“El cigoto no es una célula normal. Es capaz de desarrollarse por sí mismo. Tiene su identidad biológica y personal. Es único e irrepetible”, señaló Cristina López del Burgo, profesora de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra durante la segunda sesión del XXI Congreso Nacional Provida.

Congreso Andevi 2017-3

Conocer y reconocer al ser humano desde la fecundad es una de las principales preocupaciones de nuestro mundo. López del Burgo ha destacado la importancia de conocer el proceso de creación del ser humano: “El óvulo cuando es fecundado deja de ser óvulo y pasa a ser un cigoto. Cuando se observa la fecundación en el laboratorio lo que ocurre es que se hace la luz, y empieza el espectáculo de la vida”.

Con la fecundación empieza la película de nuestra vida. “El embrión tiene toda la capacidad de autonomía para dividirse y dar lugar a todo nuestro organismo”, explica la profesora de Medicina Preventiva. Desde el inicio, el embrión envía señales moleculares a la madre, por lo que la interacción está presente desde el primer momento. En ese dialogo entre la madre y el hijo, el padre se convierte en uno de los temas de conversación: “Cuando el embrión empieza a mandar señales a su madre, el embrión se presenta. Somos 50% de nuestra madre y 50% de nuestro padre”.

En el embarazo la madre reconoce al embrión como algo extraño, pero no lo rechaza. La aposición es el primer contacto físico entre la madre y el hijo. Se produce una tolerancia natural, y tal y cómo ha explicado López Del Burgo: “El hijo no es una parte de la madre, tiene su propia identidad, pero tampoco es un injerto”

El primer regalo de la vida se produce cuando el hijo pasa a la madre en el embarazo células de reparación. Estas células le van a ayudar a reparar los tejidos. Se trata de la huella que el nuevo ser humano deja en su madre. En esos órganos que se han regenerado encontramos células de un material distinto al de la madre porque “la mujer en su cuerpo guarda recuerdo de cada embarazo. Su hijo le deja huella”.

La profesional de la salud también destacó el papel de la progesterona como la hormona sexual que ayuda a la mujer a reducir el estrés, además “en la mujer embarazada se producen cambios en el cerebro, incluso podemos hablar de un cerebro materno”.  Por otro lado, la oxitócina es la hormona del apego, del vínculo.

“Lo que marca nuestro inicio como seres humanos es la fecundación”. En el  debate actual se plantea la siguiente cuestión: “¿En qué momento vamos a respetar al ser humano desde el principio o cuando nos interese?”. La defensa del más débil se manifiesta como una necesidad humana y natural, ya que las técnicas han avanzado pero nunca ha llegado a igualar a la propia naturaleza.